jueves, 14 de abril de 2011

Comprovar la fuente de alimentacion

¿Funciona la fuente?
Cuando un PC no responde en absoluto, es decir, no se enciende ningún LED de inicio, no hay ningún sonido asociado a los ventiladores o no emite ningún pitido, automáticamente hay que pensar en la fuente de alimentación. Suele ser un componente bastante fiable pero también es el que más puede sufrir las consecuencias de una incorrecta conexión a la red eléctrica, una subida o bajada brusca de tensión, problemas con la toma de tierra, etc. Por todo ello y antes de centrarnos en si falla algún otro componente de nuestro PC, podemos comprobar de una forma muy sencilla el funcionamiento de nuestra fuente de alimentación y eso vamos a explicar en esta página.



Conector ATX
Nos centraremos en la comprobación del funcionamiento de las fuentes de alimentación ATX ya que hoy por hoy son las que se instalan en cualquier equipo PC. Sabemos que pueden tener distintas características como por ejemplo interruptor externo para la desconexión total de la red (una buena característica para protegerla), pueden tener mayor o menor potencia en función del tipo de PC en el que se va a instalar, pero todas como es de lógica, tienen el mismo conector de alimentación y señales para la placa base. Dicho conector, se compone de 20 contactos y si nos fijamos tan solo uno de los cables de esos contactos es de color VERDE, que corresponde al PS-ON (Power Supply ON) de encendido de la fuente. Al lado de este cable, nos encontramos con dos cables de color NEGRO que corresponden a masa. Veamos una imagen detallada:




Señalamos con la punta de un destornillador el cable al que nos referíamos de color verde y a su lado los cables negros.
fuente


Comprobando el funcionamiento
Una vez sabemos los cables a los que nos estamos refiriendo, el procedimiento para comprobar si efectivamente la fuente de alimentación está “viva”, es unir el cable verde con uno de los cables negros que se encuentran a su lado.
ATENCIÓN: conectar de forma incorrecta el puente al que nos estamos refiriendo puede provocar graves daños de funcionamiento en la fuente de alimentación y a nuestra propia integridad física. Asegúrate de hacerlo de forma correcta.
Para ello podemos usar un pequeño alambre como un clip sujetapapeles, doblado de manera que podamos hacer coincidir las dos patillas conectoras. Un ejemplo podemos verlo en la siguiente fotografía:


fuente
Nada más realizar la conexión deberíamos oir y notar el giro del ventilador refrigerador de la fuente de alimentación. En ese caso podemos descartar un funcionamiento erróneo de al menos el arranque. El siguiente paso consistiría en comprobar si a la salida de los conectores de alimentación de los dispositivos (discos duros, DVD-ROM,…) tenemos tensión. Vamos a ver dos imágenes donde se aprecia como el polímetro marca las tensiones adecuadas.


Tensión de 5 V
fuente

Aunque no se aprecia con detalle el indicador analógico, se ha parado en 5,1 V manteniendo como es lógico los contactos en uno de los conectores negros y en el conector rojo.


Tensión de 12 V
fuente

Por último se aprecia que la aguja marca mayor tensión, en este caso casi 13 V que podemos considerar del todo correcto, manteniendo nuevamente el contacto de masa en uno de los conectores negros y el contacto de positivo en el conector amarillo, tal y como se aprecia en la imagen.
En resumen…
Acabamos de explicar una de las mejores maneras de comprobar fácilmente el funcionamiento de una fuente de alimentación, sin necesidad de conectarla a un PC para conseguir que arranque y se ponga en marcha para medir sus tensiones.
Además podemos usar este truco para realizar la comprobación de dispositivos externos, es decir, poner en marcha fácilmente una fuente de alimentación que tengamos para pruebas y conectar a su salida dispositivos como discos duros y comprobar el giro y su movimiento. En fin, era solo una idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada